lunes, 14 de septiembre de 2015

ARACHNE




Arachne tejía, con sus manos diluía
Los hilos de colores diferentes percibía
Sus dedos se entrelazaban en los hilos que tenía
Brillantes, negros, azulados se lucían
Amarillos como rayos del sol relucían
Rojos fuego y castaños, los hilos se entretejían.

Conseguía ella los hilos cada noche que salía
Los tomaba de la base de las ideas y cuentos
Del envase que guardaba el cerebro recubierto
Con su pequeño cuchillo la piel de la frente abría
Y de un tirón desgarraba el cuero que contenía.

Que contenía en el mismo los hilos que ella quería
Cabellos humanos bellos
con que tejer sus telares, sus mantos, sus detalles
Sobre los cráneos desnudos sentábase a entrelazar
Los cabellos de las víctimas que escogía ella al azar
Y sus paredes cubría cual museo del tejer,
sus obras mostraba plena entre cintas, sangre y piel.