domingo, 4 de septiembre de 2016

AVON LLAMA

*Relato ganador del Primer Concurso de Cuento Breve del Blog Primera Naturaleza.


“¡Avon llama!” – canturreé con la más melodiosa voz tocando la puerta de la linda casa rosada de la calle donde vivía.

Mi vecina de siempre, una vieja insoportable, con los pelos desordenados y camisón de dormir me abrió con ojos soñolientos que le hacía ver, más arrugada aun, su cara de setentona.

De mala gana me respondió pero yo insistente logré escabullirme dentro de la casa y me acomodé en el sillón arreglando mis muestras y cosas sobre la mesa de su salita desordenada.

“¡Hermosa casa!” – le dije con la boca chueca que denotaba mi mentira pero siguiendo lo que el reglamento Avon estipulaba. La mujer se sentó a mi lado resignada a mi discurso de ventas.

Le mostraba entusiasmada los lápices labiales, las sombras de ojos, las cremas y perfumes que le ayudarían a mejorar su apariencia. Ella cada vez más aburrida bostezaba y miraba al techo, al piso o a alguno de sus gatos que revoloteaban por ahí.

Seguía yo probando las cremas en sus manchadas manos y su rostro marchito exponiendo mi discurso que había aprendido vehementemente para vender mis productos.

La vieja se levantó sin siquiera disculparse y fue a la cocina a servirse un sucio café. Al pasar junto a mí, empujó la mesa echando al piso mis muestras de perfumes que se derramaron en el piso.

¡Ni una disculpa, ni una expresión de sorpresa! ¡Nada! ¡Completa ignorancia e irrespeto a mi noble labor!

La seguí a la cocina, olorosa ahora a cosméticos por mis perfumes rotos. Me paré tras ella con mi mirada fija en su nuca y volteó sorprendida.

“¡Oh! ¡Disculpa querida!” – me dijo hipócrita con una sonrisita burlona en su rostro y la taza de café humeante en su mano  – “la verdad no me interesan tus productos, yo compro Clinique”.


No dejé pasar un minuto para doblar hacia atrás mi pierna, rematada en un lindo zapato acharolado, el cual me saqué y clavándole el tacón en el ojo, sentí el calor del café mojando mi pie desnudo.



Plus: